Presentan campaña por los 500 años del nacimiento de La Habana

Por Teresa de Jesús Torres Espinosa

“Luchemos por La Habana, aceptemos el desafío de luchar por nuestra ciudad. (…) Ha llegado el momento de La Habana porque si es la capital de la Cuba, que ha resistido hasta hoy y a nada teme y todo lo espera, simple y sencillamente su capital tiene que ser su rostro, y no es posible que sea un rostro desatendido, ultrajado por los que tiran una lata desde su carro, por ejemplo. Debemos recuperar la dignidad de la ciudad”, aseveró el Dr. Eusebio Leal Spengler.

En la presentación oficial de la campaña por los 500 años de la fundación de la otrora villa de San Cristóbal de La Habana, efectuada en el Museo de la Ciudad, el Historiador de la Ciudad señaló que ponía su “corazón por cada rincón de Cuba, por cada pueblo de Cuba, por cada pequeña aldea de Cuba, pero tengo el deber moral de apelar a todos ustedes para luchar por nuestra Habana”.

Ante la presencia de Tatiana Viera Hernández, vicepresidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular, entre otras personalidades, el reconocido intelectual expresó que para las nuevas generaciones La Habana y su historia no es una meta, sino una oportunidad, un punto de partida: “Lo que se haga ahora tiene como interés el detonar un movimiento que, como toda fuerza, nace de una vanguardia de acontecimientos históricos y de hechos culturales que trascienden el tiempo y llegan hasta nosotros”.

Indicó que “nuestra historia, nuestro devenir, nuestras tradiciones, deben perdurar y defenderse”. Por ejemplo, dijo, la nueva ceiba, la del aniversario 500, cubrirá a las nuevas generaciones y alrededor de ella y bajo ella se cobijarán las esperanzas, esa aspiración de una cultura para todos y, sobre todo, de una cultura urbana.

Comentó el artífice de la restauración en el Centro Histórico habanero que el Capitolio Nacional y el colegio donde estudió el prócer independentista José Martí, en el Prado, se concluirán con vistas al cumpleaños de la ciudad, en noviembre de 2019, una urbe de arquitectura ecléctica –desde construcciones coloniales hasta la más pura modernidad–, que puede ser recorrida a través de un gran portal, un sitio emblemático: el Malecón habanero.

Tras afirmar que La Habana es depositaria de una larga y hermosa tradición, el Historiador añadió que es “la ciudad del Papel Periódico; acoge a la universidad primada de Cuba, por donde pasaron todos los grandes valores y donde el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, se hizo revolucionario; es la ciudad de los maestros, de los que fueron a alfabetizar; la urbe de la milicia gloriosa que defendió al país en más de una ocasión; la ciudad de la música, la poesía, la literatura, los círculos de pensamiento y de la arquitectura ecléctica; la que vio el nacimiento del movimiento social, de las primeras agrupaciones comunistas; es el epicentro de una vida intensa, la ciudad de la Plaza de la Revolución”.

Tatiana Viera Hernández agradeció a las instituciones que apoyaron e hicieron posible la campaña comunicacional, la cual acompañará el plan de gobierno, el cual “tiene como objetivo fundamental solucionar algunos problemas de la capital y por eso se extenderá en el tiempo, incluso después de arribar la ciudad a su aniversario 500, para contribuir a lo ya construido estructural y socialmente”.

En el último año, dijo, se han terminado 16.000 obras que responden a más de 7.000 reclamos de los habaneros, y añadió que también se potenciarán las zonas verdes y los espacios para los niños y jóvenes, a quienes se dirige con más énfasis la campaña de comunicación diseñada para el V centenario.

Las celebraciones involucrarán también al sector privado, los llamados “cuentapropistas” que se han convertido en uno de los pilares económicos de la capital cubana, en especial los que brindan servicios en el sector turístico.

Asimismo, en los próximos meses estarán presentes la música, la literatura y las artes plásticas relacionadas con La Habana, y serán recordadas las grandes figuras que han pasado por una ciudad que ha seducido a creadores y ha sido escenario de acuerdos de paz, del fin de cismas religiosos y de numerosos foros multilaterales.

La Facultad de Comunicación y el Instituto Superior de Diseño Industrial  elaboraron un logotipo con aire “retro”, inspirado en los arcos de medio punto que abundan en las portadas, ventanas y vitrales de La Habana, y en el que sobresalen el color rojo de las tejas, el ocre de La Habana Vieja, el verde de la vegetación y el azul del cielo y el mar.

La campaña por el cumpleaños 500 de la fundación de La Habana tendrá tres etapas de trabajo: del 1 de junio al 16 de noviembre de 2018, aniversario 499 de La Habana, cuando se enfatizará en mostrar la urbe como “real y maravillosa”; del 16 de noviembre próximo a igual fecha de 2019 –año de la celebración por los 500 y período intensivo para mostrar las acciones que se desarrollan–; y del 16 de noviembre de 2019 en adelante, cuando se destacará que la labor por transformar a La Habana no se limitó a los festejos por su aniversario, sino que continúa con la intensidad y experiencias alcanzadas.

El 16 de noviembre del 2019 se conmemorarán los cinco siglos del nacimiento de la antigua villa de San Cristóbal de La Habana a la sombra de una ceiba. Desde 1828, en ese sitio fundacional  se erige El Templete, monumento que recuperó la imagen original que tuvo a su entrada, al cual se le devolvió su dimensión -de 27 varas por delante- del siglo XIX. Es el más pequeño de los edificios que rodean la Plaza de Armas, y, al propio tiempo, la primera obra civil de carácter notoriamente neoclásico con que contó La Habana.

 

Deje su comentario