De libros, nuevos espacios y festines de la palabra

Por: Yanelys Encinosa Cabrera

La literatura ha conquistado un nuevo espacio en el Centro Histórico habanero, desde que el pasado mes de diciembre abriera sus puertas al público la Casa Vitier García Marruz, institución de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana que atesora el legado de una familia imprescindible para la cultura nacional. Desde su naciente sede en San Ignacio esquina a O’Reilly, el equipo de investigadores y artistas se afanan en la promoción de las letras y las bellas artes, a partir del acervo intelectual de figuras como el filósofo y pedagogo Medardo Vitier, su hijo Cintio y Fina García Marruz, matrimonio de escritores que integraron el grupo nucleado en torno a la revista Orígenes, y padres de los compositores Sergio y José María, quienes han aportado piezas antológicas a la música cubana. Bajo la inspiración de la revista La Isla Infinita, fundada por Cintio Vitier para divulgar la poesía, el colectivo del centro continúa tal propósito con una colección de igual nombre, que con el trabajo artesanal del libro arte recupera los oficios tradicionales de la labor editorial, a la manera de un taller renacentista. Este nuevo territorio abierto a los lectores se suma a los espacios de la Oficina del Historiador de La Habana que durante el mes de febrero acogerá a la gran fiesta de la palabra.

En los últimos años el movimiento de autores y sus públicos ha ido creciendo en el Centro Histórico de la ciudad dentro del marco de la Feria Internacional del Libro de La Habana. Este ascenso se ha debido, además de las habituales presentaciones de títulos de Ediciones Boloña en la Calle de Madera, a la incorporación de otras instituciones que acogen o diseñan eventos literarios como parte del programa profesional de esta magna cita. Es el caso de la Casa de la Poesía, cuyo equipo de especialistas organiza el Encuentro Internacional de Promotores de la Poesía, en el cual se congregan cultivadores de la lírica, editores de revistas y libros, gestores culturales, artistas, que desde variados soportes, medios y enfoques multidisciplinarios difunden el conocimiento poético en diversas regiones del orbe. Ya con seis ediciones en este evento han colaborado como sedes el Centro Hispanoamericano de Cultura, el centro cultural Vitrina de Valonia, el Arca Teatro Museo de Títeres, y ha potenciado la intervención de los creadores en el entramado social, con iniciativas de inserción comunitaria como los recitales en plazas públicas, susurros poéticos en las calles, recorridos en bicicletas, andares literarios con la participación de especialistas, actores, narradores orales, para acercar a los transeúntes y a los habitantes de la urbe al verso oral y escrito.

Este mes de febrero, entre los días 15 y 17, dicho evento arribará a su séptima edición, con un enjundioso programa dedicado a celebrar el aniversario 210 del natalicio de Gertrudis Gómez de Avellaneda y el 110 de Samuel Feijóo. Con tales motivaciones abrirá el evento el jueves 15, en la Casa de la Poesía, con un panel acerca de la polifacética camagüeyana, autora de antológicos poemas, como «Al partir»; creadora de la primera novela antiesclavista, Sab, y de piezas dramáticas de alto valor, como Baltasar, joya del teatro romántico. La evocación de esta precursora del feminismo moderno —reconocida por el tratamiento de sus personajes femeninos—, servirá de oportuna antesala a un foro de diálogo sobre  experiencias y proyectos que visibilizan a la mujer escritora y su participación en la vida cultural y social de su territorio. En el intercambio dialogarán gestoras culturales de distintos países. La Calle de Madera acogerá a poetas y músicos para acercar al público de la comunidad y a los visitantes a la producción lírica de los autores invitados. El homenaje artístico llegará en la narración oral y la declamación de cuentos de Samuel Feijóo y poemas de Gertrudis Gómez de Avellaneda, en voz de Lissete Núñez y Sinecio Verdecia, junto a la Orquesta Juvenil de Guitarras. En la jornada de la mañana del viernes 16 las editoriales participantes pondrán a disposición de los lectores títulos de poesía de sus catálogos más recientes; y en la tarde tendrá lugar un foro para socializar iniciativas multidisciplinares de rescate del patrimonio local de las comunidades, a partir de acciones poéticas en vínculo con otras artes, que contemplan visiones de inclusión y respeto a la diversidad.

En una Feria del Libro dedicada a Brasil como país invitado de honor podremos acercarnos a la cultura de esta hermana nación mediante el recital litero-musical El Quilombo de la Palabra, con Poesía Escuchada. El sábado 17, poetas de Cuba y el mundo compartirán su producción lírica con presentaciones de libros de reciente aparición. Esa tarde el evento se desplazará hacia la naciente sede de la Casa Vitier García Marruz, en cuya biblioteca podremos disfrutar una muestra bibliográfica dedicada a Samuel Feijóo, que incluye libros, ejemplares de la revista Signos, cartas manuscritas del escritor y pintor villareño a sus amigos origenistas; y las ilustraciones que hiciera para la antología Flor oculta de la poesía cubana, compilada por Fina García Marruz y Cintio Vitier. Conocedores de la obra de este prolífico creador nos adentrarán en sus universos lírico, pictórico, narrativo, así como en sus abordajes referentes a los estudios folclóricos, mitológicos y de la cultura popular. A estas reflexiones sobre el intelectual cubano se sumarán experiencias de investigadores y promotores que en diversas regiones del continente indagan en los imaginarios poéticos de las culturales ancestrales. Como colofón de esta gran fiesta de la palabra la Banda Sendero Sonoro de Chile ofrecerá un concierto de cumbia y música tradicional chilena, que asegura el deleite del texto poético hecho canción.

Otro relevante evento del programa profesional de la Feria del Libro de La Habana que se acerca a los espacios del Centro Histórico es el Encuentro de Jóvenes Escritores de Iberoamérica. Esta décimotercera edición es organizada por especialistas de la Dirección de Gestión Cultural y la Casa de la Poesía de la Oficina del Historiador de la Ciudad, de conjunto con la Asociación Hermanos Saíz, el Centro Dulce María Loynaz del Instituto Cubano del Libro, el Centro Onelio Jorge Cardoso, y son ya sede habitual el Centro Hispanoamericano de Cultura, la Casa de las Américas, el Pabellón Cuba, el Recinto Ferial Morro-Cabaña. En las últimas ediciones, de manera puntual, el evento ha transitado por otros espacios de la Oficina del Historiador de la Ciudad como El Arca Teatro Museo de Títeres, Vitrina de Valonia, el Centro para la Interpretación de las Relaciones Cuba-Europa (Palacio del Segundo Cabo), la Comunidad Creativa Nave Oficio de Isla, la Quinta de los Molinos, y desde su fundación ha hallado en Habana Espacios Creativos un aliado natural, como institución que incentiva la literatura y el arte de las nuevas generaciones con la facilitación de becas para potenciar la producción de los jóvenes creadores.

Esta convocatoria reunirá a poetas, narradores, escritores para niños y jóvenes, dramaturgos, ensayistas, editores de Iberoamérica, que rendirán homenaje a la joven poeta venezolana Caneo Arguinzones en el décimo aniversario de su desaparición física; y celebrarán especialmente la vida y la obra del poeta, profesor, editor, diseñador Roberto Manzano Díaz, en el año 75 de su natalicio, una oportunidad de los jóvenes escritores de manifestar su admiración y gratitud a quien consideran un maestro en toda la amplitud de la palabra. Un compacto y nutrido grupo de autores de Cuba y el mundo acercarán la literatura naciente del siglo XXI a los lectores que entre el lunes 19 y el viernes 24 acompañen el intenso y sustancioso programa de presentaciones de libros, revistas, paneles de debate, foros de socialización de proyectos de promoción literaria, recitales poéticos, lecturas de narrativa, puestas en escena.

Luego de haber transitado por el Centro Dulce María Loynaz, la Casa de las Américas, el Pabellón Cuba, los creadores recorrerán diversos espacios de la Oficina del Historiador de la Ciudad. El primero de ellos será el Centro Hispanoamericano de Cultura el miércoles 21, donde las editoriales participantes presentarán libros de los jóvenes escritores incluidos en sus catálogos. De igual modo, el jueves 22 en la Casa de la Poesía, el público podrá acercarse a otros títulos de autores invitados al evento, y esa tarde los estudiantes de aulas museos del Centro Histórico tendrán la oportunidad de intercambiar con noveles exponentes de la literatura para niños, y con integrantes de talleres de formación literaria como Letras con Estilo del Centro Hispanoamericano de Cultura y Página Abierta de a+ Espacios Adolescentes. Como colofón de la tarde se inaugurará una exposición de cubiertas de libros diseñadas por Roberto Manzano. En la jornada final, el viernes 23 de febrero la literatura emergente llegará a la Casa de la Poesía, donde se disertará sobre iniciativas de fomento lector, que desde la gestión cultural potencian el conocimiento de las letras universales hacia el interior de los territorios, desde una mirada a la inclusión social. La dramaturgia encontrará acogida en el centro Habana Espacios Creativos, lugar propicio para el diálogo y la alternatividad de una puesta que lleva la poesía escrita a la oralidad escénica, de la mano de la música y la actuación.

El banquete está servido. Ya se abren las puertas. Luzcamos las mejores galas de la avidez por el conocimiento, riqueza del espíritu, y entremos al festín.

Deje su comentario