Italia en el corazón

Por Evelyn Fernández

La reedición del libro Italia y Cuba, de Fernando Ortiz, fue presentado este martes en la llamada Dolce Dimora, en el Museo Napoleónico. Como parte de las acciones por la XXIII Semana de la Cultura Italiana y a propósito del aniversario 25 de la Fundación Fernando Ortiz, la cita contó con las palabras de Miguel Barnet, presidente de honor de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), quien destacó la pasión de Ortiz por la nación italiana.

Asimismo, estuvieron presentes el Embajador de Italia en Cuba, Roberto Vellano; el Historiador adjunto de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHcH), Dr. Félix Julio Alfonso; Nancy Morejón, poeta, ensayista y dramaturga; así como miembros de la Uneac, especialistas y directivos de la OHcH.

Miguel Barnet realizó un recorrido por la historiografía cubana en el que evidenció la presencia italiana en Cuba. “Entre ambas naciones existen nexos, que recorre desde el mismo día de su descubrimiento por el italiano Cristóbal Co­lón, para quien Cuba era la más hermosa tierra que habían visto ojos humanos”, explicó.

“Este libro muestra la sensibilidad y la atención que Don Fernando le dio a la presencia italiana en las guerras de independencia (…). Así, emprendió un estudio minucioso con ideas progresistas sobre este tema”

Por su parte, el Embajador de Italia en Cuba, Roberto Vellano, mencionó la labor del cubano Don Fernando Ortiz, considerado indiscutiblemente por su extraordinaria obra y sus notables aportes relacionados con las fuentes de la cultura cubana. A su vez, recordó los vínculos del intelectual con Italia, a partir de un viaje realizado a la nación

El Dr. Félix Julio Alfonso comentó como Ortiz hace alusión no solo a figuras y próceres; sino también a gente sencilla. Además, recalcó la impronta de Orestes Ferrara Marino, que con 20 años llegó al archipiélago cubano procedente de Nápoles, para unirse a las tropas del Ejército Libertador bajo el mando del Generalísimo Máximo Gómez, con las cuales alcanzó el grado de Coronel. “Desde la creación de la Unesco fungió como embajador de Cuba ante esa organización hasta 1959 y fue a él quien dedicó Ortiz el libro Los negros esclavos.”

Italia y Cuba muestra los estrechos vínculos existentes entre ambos países y resalta el proceso independentista del país caribeño y la colaboración desinteresada de los italianos. Su principal objetivo es tratar de enaltecer los vínculos no solo culturales entre los pueblos de Cuba e Italia, sino especialmente los políticos e ideológicos que se consolidaron cuando este último apoyó de forma significativa las luchas  independentistas de los cubanos.

Este miércoles continúa la Semana de la Cultura Italiana en Cuba con la presentación del proyecto de cooperación internacional «ARQUEO-CUBA: arqueología y sostenibilidad ambiental por una cooperación territorial de enfrentamiento al cambio climático» y mesa redonda sobre arqueología en Cuba, en la Sala Polivalente del Museo de la Ciudad, antiguo Palacio de los Capitanes Generales.

Deje su comentario