El Vedado y su arquitectura

Por Evelyn Fernández

“El Vedado tradición y modernidad en la arquitectura habanera” fue el título del libro que se presentó este jueves 9 de septiembre en la Casa del Vedado. De la arquitecta Madeline Menéndez, con fotografías de Néstor Martí, el volumen es indispensable para aquellos que ejercen una labor esencial en el cumplimiento de las regulaciones que aseguran la conservación del equilibrio urbano y su valiosa arquitectura heredada. Detalles del estado actual del Vedado, sus fachadas, portones y columnas son elementos esenciales que muestra este libro de arquitectura cubana.

La cita, desarrollada como parte de las actividades por el aniversario 79 del natalicio del Dr. Eusebio Leal Spengler, fue conducida por Magda Resik, Directora de Comunicación de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana; y contó con la asistencia de Michael González, Director de Patrimonio Cultural de la OHCH; así como arquitectos, especialistas y otros invitados.

Sobre el volumen publicado por Ediciones Boloña, Magda Resik, Directora de Comunicación de la OHCH, destacó que es una herramienta de trabajo para las personas de la Oficina del Historiador que se encargan de llevar proyectos, que tienen que ver incluso con el manejo de la Ciudad. “Es un título que marca todo aquello que no debemos hacer con el patrimonio edificado y de cierta forma está poniendo en valor la barriada del Vedado, con todo su aporte al patrimonio del país.”

Asimismo, adelantó que la Editorial de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana arriba a sus 25 años y mencionó que en el mes de noviembre se realizará una pequeña Feria del Libro, en la Calle de Madera, que estará dedicada a llamar la atención sobre sus producciones a lo largo de estos años, con títulos nuevos y otros que forman parte de su historia.

“Nosotros tenemos un camino bien trazado de cumplir con esa voluntad de Leal de que todo este tipo de aportaciones a la recuperación de la memoria y a la valoración de los bienes patrimoniales, especialmente en el área arquitectónica y urbanística, debemos preservarlas y legarlas a las nuevas generaciones. Esta era una obsesión de Leal, porque para él hasta lo más elemental y doméstico debía tener un espacio dentro de aquello que seamos capaces de preservar”, dijo.

La autora del libro, la arquitecta Madeline Menéndez, explicó que se han hecho otras publicaciones sobre la barriada del Vedado, pero este va precisamente dirigido a la arquitectura residencial. “El Vedado tradición y modernidad en la arquitectura habanera” tiene en su inicio un aspecto metodológico que aborda sobre cómo hacer este tipo de trabajo y hace falta que se siga haciendo en otros espacios de La Habana que hoy en día están muy relegados.”

Además, reveló que se debe estar atento a los desafíos que afectan al Vedado y cómo este, a su vez, debe ser capaz de asimilar todas las situaciones nuevas que se presenten en la vida como (…) los cambios tecnológicos, los materiales, los demográficos y las modas; así como otra serie de aspectos que hace que la arquitectura asimile sin degradar ni afectar. “Es triste como en la actualidad la gente resuelve su problema cotidiano y lo que se afecta es la arquitectura de la Ciudad. Es por ello que todos estos conflictos deben ser resueltos de manera adecuada, coherente y elegante como lo es esa arquitectura del Vedado.”

La arquitecta Madeline Menéndez hizo alusión a la llamada telefónica que le hiciera el Dr. Eusebio Leal, quien se mostró complacido con la investigación y la incitó a seguir este camino con otras investigaciones en aras de conservar el patrimonio de La Habana.

Por su parte, Néstor Martí, manifestó su interés por mostrar un balance de viviendas en buen y mal estado. “Tratamos de buscar casas que no fueran las de siempre, viviendas nuevas que le añade interés al libro y empujar a redescubrir ese Vedado al menos desde lo visual, que complementa este trabajo de investigación”.

Deje su comentario