METIDOS EN CASA de la Obra Pía, "Interior de la Casa de la Obra Pía"(Ático y azotea III)

Por: Dr. Arq. Daniel Taboda Espiniella

“Interior de la Casa de la Obra Pía” (Ático y azotea III)

” Vista del antiguo dormitorio para esclavos en el Museo Casa de la Obra Pía”

Saliendo a la anchurosa y soleada azotea se comprueba la existencia del ático expresado en la fachada por la calle Obrapía. Es un desván abuhardillado, con elementos arquitectónicos que la distinguen de otros habaneros en el siglo XIX, con nivel de piso superior al del techo de la galería al patio en planta noble y ocupa todo el frente de crecimiento del siglo XVIII por Obrapía, dividido en espacios correspondientes con las ventanas rectangulares de fachada, cinco a un lado y cuatro a otro del paramento donde culmina el desarrollo de la portada principal. Estas buhardillas estaban destinadas a viviendas de esclavos y almacenes de muebles y accesorios de uso doméstico.

” Vista del antiguo dormitorio para esclavos en el Museo Casa de la Obra Pía”

El antepecho de azotea es de pilarotes y balaustrada de cantería de sobrio diseño y escala monumental. En la intervención de los 70 se añadieron gárgolas hacia el patio para garantizar en cualquier circunstancia la rápida evacuación de las aguas de lluvias torrenciales. Hoy, el patio asombra como uno de los más amplios de la arquitectura doméstica del Centro Histórico.

” Vista del antiguo dormitorio para esclavos en el Museo Casa de la Obra Pía”

El área del desván destinado a dormitorio de esclavos, tiene buena ventilación a la calle Obrapía y las huardillas del lado de la azotea. Esta área tiene una diferencia de nivel de piso terminado, de manera que se accede por varias escaleras de madera a la intemperie. Ese desnivel garantiza un mayor puntal libre en la primera crujía a la calle de toda la ampliación del siglo XVIII, que ocupa la planta noble con el salón de fiestas y salones anexos, no así el comedor que llegó a nosotros con la viguetería expuesta.

” Vista del antiguo dormitorio para esclavos en el Museo Casa de la Obra Pía”

En uno de aquellos cubículos del desván apareció de improviso, ante el trabajo de hachuela de un albañil, una inscripción en grafito de muy buena letra de un escribano: “Aquí murió Manuel Conde de Jaruco. Año de XXXX”, rodeada de improntas de manos en negro y rojo, aproximadamente de un metro total de ancho y algo menos de alto. Aquella inscripción y su decoración fueron extraídas por los expertos y conservada sobre una plancha de plywood en el piso de la propia estancia un viernes. El siguiente lunes se descubrió fracturada y parcialmente pulverizada por pisadas humanas, acto vandálico, ejecutadposiblemente en la búsqueda de algún tesoro de monedas de oro oculto en el tabique.

Es impresionante contemplar la crestería sólida y maciza de volúmenes de la caja de escalera con sus óculos, la de la casa esquinera del siglo XVII, con sus techos bien definidos en corte de los de la ampliación del siglo XVIII, visibles y documentados hasta la actualidad. No ocurre lo mismo con las transformaciones de carpintería y herrería del siglo XIX y XX que integrados a la fachada de Obrapía pasan inadvertidos.

Vista de la azotea donde se muestran los pilarotes y cantería de sodio,las gárgolas para evacuar el agua de lluvia y los óculos de la caja de escalera”

Esta vista, desde la azotea, nos recuerda lo que sería la silueta del paisaje urbano de San Cristóbal durante el siglo XVII y aún en el XVIII, cuando ella era un hito junto a las torres y miradores del Castillo de la Real Fuerza, el Segundo Cabo, la Catedral, el Convento de Santo Domingo, la Aduana y San Francisco de Asís, el Espíritu Santo y San Clara, dominaba visualmente su puerto y el litoral abierto, por donde entraban y salían las riquezas trasladadas de las Américas a la Metrópoli, los ataques de corsarios y piratas, la trata de negros africanos, culíes chinos, la mano de obra campechana, el comercio y el contrabando. Nuestra frontera era marítima. (Continuará el próximo viernes)

 

Equipo de trabajo:

MsC. Marbelys Giraudy Gómez

Dr. Arq. Daniel Taboada Espiniella

MsC. Denny Cabrera Acosta

Deje su comentario