Implementan en La Habana modelo de ciudad inteligente

Por Teresa de Jesús Torres Espinosa

La Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH) y la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas, con financiamiento de la Unión Europea y el co-financiamiento del Ayuntamiento de Barcelona, pondrá en práctica el proyecto “El Centro Histórico de La Habana hacia un modelo de ciudad inteligente con énfasis en el fomento de la economía creativa, en el marco del 500 Aniversario de la fundación de la ciudad”.

Entre los propósitos de la iniciativa está fortalecer las capacidades locales e institucionales de la OHCH para asegurar la sostenibilidad del patrimonio cultural mediante un modelo de ciudad inteligente y creativa.

Se trata de una idea novedosa en nuestro contexto -señaló Erick Guerra, director de Informática y Comunicaciones de la OHCH y del proyecto-, “porque intenta, por un lado, aprovechar todo el modelo de gestión que la OHCH ha venido desplegando en el Centro Histórico en los últimos 25 años, y, a la vez, también utiliza y se nutre de la experiencia que hemos acumulado en el despliegue de una estrategia del uso de las tecnologías de la informática y las comunicaciones, las cuales hemos implementado en función de la gestión institucional, del desarrollo local, de la atención a los ciudadanos”.

Añadió Guerra que se tiene en cuenta, además, “el desarrollo tecnológico que a nivel mundial ha ocurrido con estos nuevos paradigmas que se están imponiendo de ciudad inteligente y moderna, entendida no como un derroche tecnológico, si no simplemente cómo hacer que nuestra ciudad, nuestros ciudadanos, las instituciones que funcionan en ella, puedan hacer su trabajo de forma más coherente. Ese es nuestro sueño, nuestro deseo: lograr un modelo de ciudad inteligente, con personas inteligentes, en las que trabajemos de una manera sostenible de acuerdo con nuestras posibilidades, sin intentar imitar a una ciudad del primer mundo porque evidentemente no lo somos”.

El Sr. Navarro mencionó algunos de los proyectos en los que en la actualidad la Unión Europea apoya a Cuba: el proceso de digitalización, la restauración y puesta en marcha del Convento de Santa Clara como Centro de formación Académica en Artes y Oficios de la Restauración y Conservación del Patrimonio de Cuba, el Caribe y las Antillas, y el corredor cultural de la calle Línea.

Con la materialización de la iniciativa -durante cuatro años- se aspira a mejorar las capacidades de las autoridades locales para trabajar en un marco común de cooperación internacional, que propicie la transferencia de conocimientos y buenas prácticas en ese sentido, y a través del modelo piloto implementado garantizar la accesibilidad universal a los servicios públicos y culturales del Centro Histórico habanero.

Este proyecto, dijo, es un verdadero ejemplo de por dónde quiere avanzar la Unión Europea con Cuba desde el respeto, pero también aportando nuestras experiencias; sabiendo que buscamos todos vivir en ciudades sostenibles en donde, con las industrias creativas y culturales, los ciudadanos se sientan partícipes y actores en su vida diaria.

En representación del Ayuntamiento de Barcelona, Subirats destacó el honor de estar acompañando a La Habana “en materia de cooperación desde 1993, en un momento especial para Cuba y en el cual se produjo un hermanamiento entre las ciudades -Barcelona y La Habana-, a partir del cual la capacidad de proyección de esa colaboración, basada en el respeto, se ha podido seguir produciendo.

Se refirió, de manera particular, a la voluntad de conseguir ciudadanos inteligentes en la ciudad inteligente, “no ser simplemente sujetos pasivos ante el cambio tecnológico sino ser sujetos activos”, una aspiración en que las industrias creativas pueden ser excelentes aliadas.

Por su parte, la directora de Plan Maestro de la OHCH, Patricia Rodríguez Alomá, manifestó que “estamos pensando en ciudades inteligentes en un momento en que tenemos por delante una serie de retos con el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible, con la agenda 2030, que son compromisos globales en los que están involucrados todos los estados del mundo”.

A la presentación del proyecto asistieron el Historiador de la Ciudad, Dr. Eusebio Leal Spengler; el Embajador de la delegación de la Unión Europea en Cuba, Alberto Navarro; el Teniente de Alcalde de Cultura, Educación, Ciencia y Comunidad, Joan Subirats; representantes de los estados miembros de la Unión Europea en la isla caribeña y colaboradores de la OHCH.

Deje su comentario