Nuevas obras sociales y públicas para La Habana

Por Teresa de Jesús Torres Espinosa

En la casa donde falleciera el bautizado como padre de la bibliotecología y la bibliografía cubanas, Antonio Bachiller y Morales, en la calle Reina núm. 359, en el municipio de Centro Habana, se abrió este domingo la Biblioteca Infantil que lleva el nombre del intelectual, como parte de las celebraciones por el medio milenio de la ciudad.

Durante la apertura del inmueble, el Dr. en Ciencias Históricas, Eduardo Torres Cuevas, señaló que su rehabilitación fue posible por el empeño de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH) y, de manera particular, de la dedicación del Historiador, el Dr. Eusebio Leal Spengler.

El también director de la Biblioteca Nacional José Martí recordó a destacados maestros cubanos, entre ellos, a Félix Varela, Rafael María de Mendive, José de la Luz y Caballero y José Martí , quienes dedicaron su vida al magisterio y a la formación de hombres (…) “Solo en la lectura se amplía el alma, se cultivan los conocimientos, se disfruta el conocimiento. Con la lectura se va ganando el mejor espacio interior para pensar, para decir y para ser”.

El inmueble de alto valor patrimonial, que se encontraba en muy mal estado constructivo, ahora será un espacio donde se organizarán numerosas acciones culturales, siempre a partir de la lectura. La biblioteca, dirigida a niños de hasta 11 años de edad, posee varios salones divididos en ciclos; una bebeteca para infantes que aún no caminan -con sonidos y luces para motivar al pequeño-, un área para niños discapacitados, salones multiusos que acogerán funciones de teatro o proyecciones de filmes; una ludoteca y una mediateca equipada con modernas tecnología para que los pequeños trabajen libros en 3D.

Igualmente, en esta jornada dominical se inauguró una nueva Sala Polivalente en los Almacenes de San José, en la Avenida del Puerto, antiguo recinto construido en 1885 con las más novedosas tecnologías de la época y rehabilitado por la OHCH, que acoge a artesanos y creadores cubanos, quienes allí disponen de favorables condiciones para la comercialización de sus obras.

Deje su comentario