Inauguran nuevo curso en Colegio San Gerónimo de La Habana

 Por Teresa de Jesús Torres Espinosa

El Historiador de La Habana, Dr. Eusebio Leal Spengler, se refirió al valor de la cultura y de la identidad nacional, en la apertura del curso escolar 2019-2020 del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, en el Centro para la Interpretación de las Relaciones Culturales Cuba-Europa, frente a la Plaza de Armas.

El intelectual señaló que  somos resultado de un proceso de “transculturación”, al decir de Don Fernando Ortiz; una mezcla de diversas culturas que debemos estudiar para interpretar nuestra realidad. “No podemos olvidar una de las cosas más importantes: en nuestra formación debemos tener una visión global del mundo, aunque sin dejar de lado que somos un sistema insular, somos una isla con una historia rica y llena de sucesos trascendentales”.

Ante los estudiantes que inician la carrera Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico Cultural, destacó que muchos de los que la han cursado “reencontraron su camino”, luego de egresar de la Escuela Taller “Gaspar Melchor de Jovellanos”. Y es que lo más importante es el ejercicio del conocimiento y la búsqueda ansiosa de la verdad, de lo razonable, del sentido de las cosas, no importa el tránsito.

Hay que aprovechar lo que nos ofrece la vida, indicó el Dr. Leal, y saber escoger el camino; aunque a veces este sea escabroso, o más largo, pero lo importante es llegar al sueño, a la realización de la vocación o las vocaciones: “Cada cual es libre de escoger su camino pero de él depende nuestro futuro”.

El conocimiento no se adquiere sino leyendo, estudiando y volviendo nuestra vista al pasado, subrayó Leal, y añadió que “debemos estudiar nuestros ancestros para conocernos más; pero este pasado va mucho más atrás que el inicio de las guerras de liberación nacional. Debemos conocer y profundizar desde nuestros aborígenes”.

El Maestro Mayor del Colegio Universitario de San Gerónimo precisó más adelante que “la carrera ofrece un abanico de conocimientos indispensables; pero creo que lo más importante es la afición personal de buscar la sabiduría”.

Explicó que se sintió muy orgulloso cuando vio a los alumnos colocándose sus togas, que es símbolo de igualdad y de dignidad dentro de la escuela; cuando los ha visto mayores o menores ilusionados con su destino.

La carrera va dirigida a formar profesionales que puedan responder a las demandas que las valoraciones contemporáneas del Patrimonio Humano requieren, conscientes, además, que estas se relacionan con el desarrollo del conocimiento y también constituyen un instrumento para la defensa de la identidad universal, nacional y local.

Las 15 disciplinas de la carrera son las siguientes: Procesos culturales de la humanidad, El patrimonio y su conservación, Lenguas Extranjeras, Métodos y técnicas de la investigación científica, Museología, Patrimonio histórico-cultural cubano, Economía y sociedad, Sociedad y cultura, Preparación para la defensa, Patrimonio urbano, La arqueología en el patrimonio, Comunicación Social, Preservación y gestión integral del patrimonio, Ciencias aplicadas a la gestión urbana y Gestión sociocultural del patrimonio.

El claustro está integrado por profesores a tiempo completo, a los que se suman otros a tiempo parcial y algunos en prestación de servicios de la Universidad de La Habana. En su conformación son de vital importancia los especialistas que trabajan en la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, en el Museo Nacional de Bellas Artes y en el Instituto de Investigaciones Culturales Juan Marinello, entre otras instituciones.

El Centro Histórico es, además, el escenario ideal y campo de estudio de esta carrera que, por sus características, cuenta con una cantidad apreciable de acciones prácticas en laboratorios, talleres de restauración, museos, sitios de interés cultural, áreas urbanas patrimoniales y todos aquellos lugares donde los estudiantes pueden adquirir las habilidades requeridas.

Una vez terminada la carrera, los egresados estarán en condiciones de desarrollarse como arqueólogos, especialistas en manejo del patrimonio urbano, conservadores, especialistas en promoción cultural, directores de museos y centros culturales, investigadores de temas patrimoniales, especialistas en atención sociocomunitaria, museólogos, especialistas en gestión del patrimonio histórico-cultural y museógrafos.

 

 

 

 

Deje su comentario