Atrapa a familias Ruta por antiguas boticas habaneras

Por Teresa de Jesús Torres Espinosa

Una mirada a instrumentos de medición empleados en las farmacias, a través de un recorrido por instituciones habaneras de este tipo, hoy devenidas museos, fue centro de la ruta Por las colecciones de las antiguas boticas, que transcurre este verano como parte del programa Rutas y Andares para descubrir en familia.

Guiado por Vicente Rojas, museólogo de la Farmacia Johnson, el público se concentró inicialmente en el Museo Farmacia Taquechel, y luego visitó la Farmacia Johnson y la Sala San José, ubicada en la Academia de Ciencias de Cuba, para concluir en el Museo de la Farmacia Habanera.

Los participantes observaron con detenimiento densímetros, pesas y balanzas, termómetros y vasos dosificadores, entre otras piezas, expuestas en las citadas instalaciones, al tiempo que indagaron acerca de la historia y las actuales funciones de esos establecimientos, en los cuales se expenden productos de base natural, muchos importados y otros de elaboración nacional.

Con el tema Instrumentos de medición en la farmacia, en esos recintos se presentan exposiciones: en la Farmacia Museo Johnson, El densímetro como instrumento en las antiguas droguerías; en tanto en el Museo de la Farmacia Habanera se exhiben utensilios de medición que destacan la indisoluble relación entre la historia, el arte y la farmacia.

La primera farmacia fundada en La Habana fue la Reunión, antigua Sarrat, en 1853; le siguieron Johnson, en 1883, y Taquechel, en 1892. Esta última constituye la primera farmacia museo de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, que expone, además, en sus vitrinas porcelana francesa, frascos de cerámica, microscopios, diferentes tabletas para la elaboración de pastillas y una colección de frascos originales.

Ya casi a punto de concluir, Rutas y Andares 2019 se ratifica como un programa cultural atractivo, ameno y didáctico, que ha alcanzado por derecho propio notoria aceptación y popularidad entre niños, jóvenes, adultos y adultos mayores.

Las jornadas, que comenzaron el pasado 3 de julio y se extenderán hasta la próxima semana, van dirigidas a la promoción del conocimiento sobre el patrimonio histórico-cultural cubano e internacional, y este año se dedican, de manera particular, a la celebración por el 500 cumpleaños de la antigua villa de San Cristóbal de La Habana.

Deje su comentario