La Habana sobre dos ruedas

Tomado del sitio web  Habana Radio
Por Thays Roque Arce 

Ha’Bici es una iniciativa de movilidad ciclística en La Habana que apuesta por el uso de la bicicleta como forma alternativa de transporte público, eficiente dentro del contexto citadino. Con ese objetivo se inició una prueba piloto en la parte más antigua de la ciudad que contempla la gestión de siete estaciones para contratar el servicio, gestionar la entrega y el mantenimiento de un total de 60 bicicletas que estarán disponibles para nacionales y extranjeros residentes en la Isla.

La cita fue este sábado 24 de noviembre en el Emboque de Luz, donde se encuentra una de las garitas de Ha’Bici. Estuvieron presentes Antonio Enrique Lusson, diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba y miembro del Comité central del Partido Comunista de Cuba; Liudmila Álamo Dueñas, del Buró Provincial del Partido Comunista de Cuba en La Habana; Tatiana Viera Hernández, vicepresidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular de La Habana; Juana Dobarganes, funcionaria del Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, y Adela Aber Vega, delegada del CITMA en la Ciudad de La Habana.

Por la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH), presidieron esta acción cultural Perla Rosales, directora adjunta; Patricia Rodríguez, directora de Plan Maestro; y Michael González, director de Patrimonio, entre otros directivos y trabajadores.

Patricia Rodríguez, directora del Plan Maestro de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, definió la actividad de este sábado como un sueño antiguo “(…) porque usamos la bicicleta desde los ’80 y siempre nos pareció muy útil para la salud, la ecología (…) En los años ’90, cuando nuestro país cayó en una crisis económica profunda, la bicicleta fue el único medio alternativo. Es probable que por esto, algunas generaciones asocien las bicicletas a una necesidad, a una crisis económica. Este renacer, volver a tenerlas en nuestro uso cotidiano, nos parece de muchísima utilidad. Este proyecto piloto que empieza aquí y ojalá se propague rápidamente por la ciudad de La Habana y por toda Cuba, consideramos que es absolutamente estratégico”.

La Dra. en Arquitectura calificó la prueba como “un regresar a la bicicleta desde el compromiso con el medio ambiente, desde el compromiso de una movilidad más sostenible, de apoyar los esfuerzos grandes que hacen los gobiernos con respecto a la movilidad, al transporte público”.

El proyecto piloto iniciará, en esta primera etapa, solo en La Habana Vieja. Precisamente, Patricia Rodríguez apuntó sobre cómo el Centro Histórico y la Oficina del Historiador apuntan hacia las cosas nuevas, las iniciativas frescas, pese a encontrarse en la parte más antigua de la ciudad milenaria. “Desde el pasado, avanzar hacia el futuro, como siempre nos incita el Dr. Leal”, expresó.

“El gobierno de la ciudad tiene un plan de actividades para celebrar el quinto centenario de la villa y esta es una de ellas, que ha escalado por la importancia que le da el Partido, el Gobierno municipal y de la provincia, el Ministerio de Transporte y su Dirección General a este tipo de iniciativas que, como sabemos, no son un punto de llegada sino de partida”, explicó la Directora de Plan Maestro.

En sus palabras, Rodríguez destacó a las entidades de la OHCH que se han unido a Plan Maestro “para hacer realidad este sueño que estamos inaugurando”. Se refirió a las Direcciones de Proyectos, Inversiones, Cooperación, la Empresa Constructora Puerto Carenas; “es como una gran familia y cada cual ha puesto lo que le corresponde en un proyecto en común. Ha sido un ejemplo de trabajo mancomunado que apoyado por la Cooperación Internacional (Gobierno del País Vasco y la Corporación Tecnológica Tecnalia) con la concertación de los niveles nacionales, provinciales y municipales, ha sido posible realizar”.

Daniel Castellanos Curi, especialista de Movilidad Urbana de la Dirección de Plan Maestro de la OHCH, explicó a Habana Radio que se viene trabajando en el Sistema de Bicicletas Públicas desde 2016. La génesis del proyecto está en un grupo de talleres con especialistas y personas encargadas de la gestión de los sistemas de transporte de la ciudad, para comenzar a generar un conocimiento sobre cómo era posible iniciar un sistema de bicis públicas en La Habana.

A los talleres se incorporaron paulatinamente actores locales y la ciudadanía del Centro Histórico, trabajadores por cuenta propia y promotores del uso de las bicicletas, como la empresa VéloCuba y los proyectos Bicicletear La Habana y Ruta Byke. “Entre esas personas comenzamos a tener un diálogo, más enfocado en el funcionamiento y la articulación de actores para lograr un sistema efectivo”.

Ha’Bici toma como modelo uno similar empleado por el Ayuntamiento de la ciudad de Vitoria-Gasteiz, capital del País Vasco, cuando durante ocho años se prestó el servicio sin la conectividad digital con que actualmente cuentan otras ciudades. La Habana, por su parte, ha gestionado iniciativas para paliar la falta de un sistema de GPS y de plataforma de pago que controle el alquiler, la entrega, y el pago de servicio de forma automática. El trabajo de conjunto con la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) ha permitido crear un software para gestionar estadísticas y parámetros del servicio.

El funcionamiento del proyecto se apoya en cinco parqueos Ha’Bici y cuatro garitas, como la del Emboque de Luz, desde donde partió el colectivo de más de 70 bicicleteros para hacer la primera ruta del servicio.

Los usuarios podrán encontrar los parqueos en Compostela y Teniente Rey; Amargura, entre Cuba y San Ignacio; Oficios y Santa Clara; Mercaderes, entre Empedrado y O’Reilly; y Prado y Capdevilla (Prado núm. 20), donde actualmente radica el proyecto y la empresa VéloCuba, estos encargados de la gestión del servicio y la restauración de las bicicletas.

Para facilitar la circulación al interior del Centro Histórico, la dirección de Transporte de La Habana ha colaborado en la creación de tres ciclovías importantes: la calle Luz, desde Egido hasta Oficios; Empedrado hasta la Plaza de la Catedral; y Compostela, desde Cuarteles, en el Barrio Santo Ángel, hasta San Isidro.

En esta primera etapa el público podrá disponer de 60 bicicletas cómodas y apropiadas para desplazamientos urbanos, que estarán ubicadas en las estaciones en el Centro Histórico, subdivididas entre “fijas” y “temporales” para flexibilizar la movilidad de los usuarios al momento de contratar el servicio.

Con la presentación de Ha’Bici este sábado, arranca un proyecto piloto que será examinado durante un año para, en el transcurso, obtener “toda una serie de insumos, indicadores y valores que nos permitan hacer un análisis profundo del funcionamiento de este, para aumentar o cambiar la dinámica con la que se ha venido trabajando, que es también una de sus ideas: servir de ejemplo para el resto de las autoridades de la ciudad, para que tengan un referente de explotación real en un contexto complejo, diverso, multifuncional como es el Centro Histórico”, explicó Castellanos, quien es graduado en el perfil de Gestión Urbana del Colegio San Gerónimo de La Habana, con la tesis titulada “Sistemas de Bicicletas Públicas. Una alternativa de movilidad sostenible para el Centro Histórico”.

“En una ciudad donde se comienza a pensar en sistemas de movilidad sostenibles, la OHCH ha puesto su granito de arena para que el resto de las autoridades de la urbe piensen en estas posibilidades”, dijo en relación con el objetivo de mitigar la carga del transporte masivo de las ciudades que tienen este tipo de servicios.

El sistema Ha’Bici es un proyecto creado como parte de la iniciativa de cooperación internacional “Nuevas oportunidades para el impulso de un modelo sostenible de turismo cultural, como motor de la regeneración urbana y la revitalización sociocultural de La Habana Vieja”, financiado por el Gobierno Vasco e implementado de conjunto por la OHCH y la Fundación Tecnalia, representada por la Sra. Igone Revilla y el Sr. Mikel Zubiaga.

Tecnalia es una corporación tecnológica vasca, que tiene el propósito de contribuir al desarrollo del entorno económico y social mediante  el uso y fomento de la innovación tecnológica. Su apoyo al proyecto Ha’Bici ha sido crucial, así como, en su momento, lo fue en la creación del Centro del Visitante, de la Agencia de Viajes San Cristóbal.

Por parte de la Dirección General de Transporte de La Habana (DGTH), Guadalupe Rodríguez expresó que “en la Política aprobada para el reordenamiento del Transporte en la capital, una de las líneas estratégicas es incentivar el uso del transporte no motorizado (peatones y ciclos) como forma más sustentable”.

Uno de los subprogramas de esta iniciativa de transformación que encabeza la DGT corresponde al “diseño de un sistema como alternativa para la movilidad no motorizada, la promoción del uso en los sistemas públicos que dispongan de condiciones para ello, y la realización de ajustes en la infraestructura para su ordenada participación en la movilidad de la población”.

La directora de Planeamiento de la DGTH elogió la iniciativa de la OHCH que, “teniendo como centro la Política aprobada, se propuso crear el primer sistema de bicicletas públicas y después de mucho esfuerzo, perseverancia y trabajo, sobre todo en el cambio de mentalidad, ha logrado este fruto”.

La Habana cuenta con un sistema público de transporte compuesto de 127 rutas oficiales de ómnibus. En 2016 la urbe comenzó un reordenamiento en el sector del transporte, según informó Cubadebate en un artículo publicado en junio del presente año.

El antecedente más significativo de empleo de la bicicleta en La Habana, como medio alternativo del transporte, data de la década de los años 90 del pasado siglo, en la cual, como paliativo al decrecimiento de los servicios de transporte público, se distribuyeron un millón de bicicletas y se desarrolló una infraestructura vial y de servicio que ha caído en desuso o ha sido desmantelada. Aunque en el resto del país ese vehículo sigue siendo una opción popular, con Ha’Bici se espera un aumento de las capacidades provinciales en materia de transporte urbano bajo en carbono.

Pese a que esta es una prueba piloto, Ha’Bici es el primer sistema de bicicletas públicas de La Habana y responde a un movimiento de iniciativa popular reciente para crear conciencia de los derechos de los ciclistas y el ciclismo urbano como opción de movilidad.

 

Deje su comentario