Recordando al Dr. Emilio Roig de Leuchsenring en su natalicio

Por Teresa de Jesús Torres Espinosa

Intelectuales, museólogos y colaboradores, como ya es tradicional, evocarán este 23 de agosto el natalicio del Dr. Emilio Roig de Leuchsenring, en el acto que cada año organiza la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH), el cual tendrá por sede al Palacio de Lombillo, en la Plaza de la Catedral.

Las protagonistas de este homenaje serán las Actas del Ayuntamiento de La Habana. Se trata de una muestra documental de ejemplares de estos añejos libros que abarcan cuatro siglos y medio de historia, la cual podrá ser apreciada en la sala transitoria de esa institución patrimonial.

En paneles y medios tecnológicos se insertarán imágenes demostrativas de los valores, que esos documentos patrimoniales poseen, y la labor indiscutible del Dr. Roig de Leuchsenring para conservar y comunicar este tesoro.

También será esta una oportunidad para celebrar el aniversario 80 de inaugurado el Archivo Histórico de la OHCH, creado especialmente por el Historiador de la Ciudad con el propósito de salvaguardar el conjunto documental, las Actas Capitulares, y que ha continuado con especial desvelo su sucesor, el Dr. Eusebio Leal Spengler. Seguidor de la obra emprendida por Roig, Leal ha gestionado las mejores condiciones para su perdurabilidad en el tiempo y transmitido a sus colaboradores el amor por esos folios, muchos de los cuales aspiran a ser Memoria del Mundo, cuando ya La Habana se acerca a sus 500 años.

El Dr. Roig fue un apasionado intelectual, graduado en Derecho Civil y Notarial, quien protagonizó numerosas campañas en medios de prensa a favor de la preservación y la rehabilitación del patrimonio autóctono, entre ellas, la defensa del antiguo hospital de Paula y su iglesia.

En esa ocasión, su encendida polémica logró detener el vandalismo y, al menos, salvar al templo de la demolición exigida por la Compañía de Ferrocarriles Unidos –a cargo de ambas edificaciones–, para que el Ministerio de Obras Públicas de entonces ensanchara la Avenida del Puerto.

Emilio Roig de Leuchsenring unificó a los intelectuales de diversas tendencias en pro del rescate de la historia, los valores nacionales, y en contra del colonialismo y el imperialismo. Dictó conferencias en eventos en Cuba y otros países, trabajó con empeño por la paz y la igualdad social en la Isla, así como publicó centenares de artículos en las revistas Carteles, Gráficos y Social.

El legado del Dr. Emilio Roig de Leuchsenring hoy guía la obra restauradora, que desarrolla la OHCH, fundada por él en 1938. “…Nosotros, ha expresado Leal, en última instancia lo que hemos hecho es seguir por sus huellas, tomando las hojas arrancadas del libro de la historia, tratando de aprender de ellas cómo situarnos en nuestro tiempo y en nuestro espacio…”.

 

 

 

Deje su comentario