Las imágenes vibrantes de Jessica Angel

Por Teresa de Jesús Torres Espinosa

Liquid Heat es una de las exposiciones abiertas en la Casa Oswaldo Guayasamín del Centro Histórico de La Habana, como parte del XXIII Festival Internacional de Danza en Paisajes Urbanos, Habana Vieja: Ciudad en Movimiento, que atrae a bailarines y coreógrafos de 18 países.

Se trata de una iniciativa internacional de fotografía, que celebra la danza y la cultura de América Latina, cuya autora es la británica Jessica Angel. En colaboración con el reconocido coreógrafo cubano, Santiago Alfonso, la artista concibió un conjunto de fotografías vibrantes y de tamaño real que captan el movimiento, la energía y la pasión de la danza cubana.

Angel, quien utilizó velocidades lentas de su cámara y sincronización de la precisión, ha manifestado que está encantada de presentar su obra en la capital cubana y que resulta un privilegio para ella el haber trabajado con Alfonso, y capturar con su cámara el espíritu único y cautivador de la danza en la isla. Santiago, subrayó, ha revolucionado la danza, ha podido exteriorizar lo que es ser cubano e incorporar en su coreografía toda una cultura e identidad.

A Santiago lo que más le gusta de las fotos de Jessica es su forma diferente de hacer movimientos: los disfraces, los cuerpos, los colores… “He saltado a un mundo nuevo. Los dos estamos tratando de mostrarle al mundo una perspectiva diferente, una nueva visión de Cuba, del movimiento cubano. Ella me está enseñando una nueva forma de estar a través de la foto”.

La exposición permanecerá abierta hasta el 30 del presente mes, se prevé que posteriormente Liquid Heat se exhiba en New York y Río de Janeiro, y regrese a la capital cubana en 2019.

Jessica Angel comenzó en la fotografía cuando recibió como regalo su primera cámara, en su cumpleaños 12. En sus frecuentes viajes, que efectuaba cuando era pequeña, exploró nuevos mundos y culturas a través del lente. Obras suyas se han presentado en Queen Elizabeth Hall, Laban Theatre y Jerwood Space, y las Naciones Unidas.

Santiago Alfonso es director artístico, bailarín, docente y coreógrafo de vasta experiencia. Su experiencia, autenticidad y profesionalismo le han permitido ocupar un lugar destacado en la obra coreográfica cubana. Premio Nacional de Danza 2006, laboró durante 39 años como director de escena, profesor de danza moderna, ballet y folclore en el espectáculo del cabaret Tropicana.

Deje su comentario