La cerámica, un arte mayor « Habana Cultural

La cerámica, un arte mayor

Por Teresa de Jesús Torres Espinosa

La claridad en las ideas, argumentación sólida y calidad en sus conceptos distinguen a La cerámica cubana entre el moderno y el posmoderno, de María Elena Jubrías, según afirmó en su presentación, en la Feria del Libro de La Habana, Surisday Reyes, especialista principal del Museo Nacional de la Cerámica Contemporánea.

En el stand de Boloña, sello editorial de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, la joven intelectual indicó que el libro aporta un nuevo enfoque, que sienta las bases para abordar la obra de autores de diversas promociones, y se acerca a figuras puntuales que le sirven para demostrar la transgresión del paradigma moderno al posmoderno.

Tras subrayar que este volumen constituye una bibliografía de indispensable consulta para quienes se adentran en el mundo de esa disciplina artística, Reyes sentenció que “la cerámica es un arte mayor”.

En tanto, la crítica de arte, ceramista y profesora emérita de la Universidad de la Habana María Elena Jubrías, explicó que en su obra trató de establecer una periodización sobre cómo se desarrolló la cerámica moderna en Cuba.

Aclaró que la cerámica cubana es posmoderna en el momento en que comenzó a manifestarse en Europa. No fue por imitación, dijo, que esa disciplina se hizo posmoderna, sino que fue algo  muy propio de nuestros creadores.

La autora agradeció a Boloña por lograr un magnífico libro; a la editora Vitalina Alfonso y la diseñadora Claudia Hernández Cabrera “que me soportaron y quisieron complacerme en todo lo posible”. También apreció la labor de sus alumnos “porque ellos podrán seguir este camino, pues resulta importante que se realicen estudios abarcadores de esa manifestación artística”.

En el libro, a manera de conclusiones, la autora  apunta que “la cerámica artística ocupa en la actualidad un lugar destacable en las artes plásticas cubanas. Sin perder la especificidad que le dan las técnicas, sus mejores exponentes han trascendido las funciones utilitarias y decorativas, en su más oscura definición, para situarse entre las artes mayores”.

Los lectores encontrarán en los cuatro capítulos de este volumen un estudio integrador del devenir del arte cerámico cubano, y mediante periodizaciones cronológicas apreciarán tanto su desarrollo como la irrupción de la posmodernidad. Para valorar la manifestación de esta etapa se ilustran obras y se particulariza a un grupo de artistas, ya sea por su carácter de iniciadores como por su diversidad técnica y temática.

A lo largo de su quehacer, María Elena Jubrías (1930) ha recibido innumerables reconocimientos por su obra investigativa y también la Distinción por la Cultura Nacional. Ha colaborado asiduamente con sus publicaciones en exposiciones de arte y en la enseñanza artística. Son de su autoría, entre otros títulos, Ver y comprender las artes plásticas (en colaboración con Oscar Morriña, 1974); Selección de lecturas de arte del siglo XX (1983), Arte postmoderno (1993) y Amelia Peláez. Cerámica (2008).

 

 

Comments are closed.