Comienza Taller de Antropología Social y Cultural Afroamericana

Por Teresa de Jesús Torres Espinosa

“Somos un pueblo mestizo de la sangre y de la cultura”, afirmó el Dr. Eusebio Leal Spengler en la inauguración del XXII Taller de Antropología Social y Cultural Afroamericana, que desde este jueves sesiona en la Casa de África, en el Centro Histórico de La Habana, dedicado esta vez al líder sudafricano Nelson Mandela y a los 110 años de la comparsa El Alacrán, una de las más importantes del país.

El Historiador de la Ciudad de La Habana recordó el nacimiento, hace 32 años, de la Casa de África con las dimensiones del África geográfica, cuna de la humanidad; el África de la diáspora, y la de la cultura. No quisimos hacer un museo etnológico y etnográfico sobre los despojos del pueblo africano, dijo, y añadió que todo lo que hay en esa institución patrimonial fue regalo de gratitud de las naciones y del líder cubano Fidel Castro, quien entregó a la Casa de África todo lo que había recibido como Jefe de Estado de los representantes de movimientos de liberación nacional y de los presidentes de ese continente.

Más adelante comentó que “así surgió esa colección, que revela la historia, la espiritualidad africana, su presencia entrañable, sanguínea y moral en Cuba. Porque Cuba no puede ser explicada sin África, sin España”. “Pensé que era necesario hacer una Casa para dialogar con África desde adentro y hacia afuera; fundar y crear una Casa de los Árabes; una Casa de Bolívar para los pueblos bolivarianos; una Casa de México por las especiales relaciones históricas entre la nación azteca y Cuba…”.

También se refirió a la restauración del Centro Histórico, que es una realidad, y a los 500 años que cumplirá La Habana en 2019. A mí me interesa la acumulación de 500 años de historia de esta ciudad, tan importante para la historia de Cuba y de América. Evocó recuerdos de su niñez en esta urbe, de su barrio, de la biblioteca de la Sociedad Económica de Amigos del País. Señaló que fue, además, la ciudad de los estudiantes en los años difíciles y duros de la insurgencia; citó a La Habana de la Milicia, de la alfabetización, de las grandes movilizaciones, de las lágrimas en la Plaza de la Revolución por la desaparición física de Ernesto Che Guevara y por los Mártires de Barbados; La Habana de La Acera del Louvre y de los jóvenes de 1871.

Asimismo, mencionó obras sociales ejecutadas por la Oficina del Historiador de la Ciudad, como el Hogar Materno-infantil Leonor Pérez, el Centro para niños discapacitados; viviendas; el Centro de Referencia para los Adolescentes… “Nunca me preguntarán ni responderé por lo que nos quitaron, si no por lo que no hicimos”, subrayó el intelectual.

En la apertura del XXII Taller de Antropología Social y Cultural Afroamericana también intervino la Embajadora de la República de Sudáfrica en Cuba, Excma. Sra. Thanimga Pandit Shope-Linney, quien felicitó a la Casa Museo de África por su 32 cumpleaños, una institución donde se preserva “la cultura africana en Cuba, que llegó aquí a través de los esclavos traídos desde África hasta esta isla caribeña”

Indicó que la edificación posee piezas de diversos países del continente africano y de religiones afrocubanas. No se trata solo de un museo, si no de un centro que promueve estudios de esas naciones con una influencia directa en la cultura y el pueblo cubanos. Es también un centro de educación, visitado por personalidades y estudiantes interesados en la lingüística, en la historia y en aquellos elementos vinculados con las relaciones entre ese continente y Cuba.

Al referirse, de manera particular, a los 100 años del natalicio de Nelson Mandela que se celebrarán este año, explicó que su sede diplomática organizará numerosas acciones culturales con la Casa de África. Reconoció que “para nosotros este museo representa mucho” y destacó la contribución que también harán el resto de los embajadores de ese continente en la Isla caribeña.

La Sra. Thanimga Pandit expresó que “las relaciones entre los países de África y Cuba son muy fuertes, tienen historia y también son fuertes nuestras relaciones culturales y políticas. Abogó por seguir desarrollando más las relaciones con la mayor de las Antillas, e incrementar los intercambios culturales.

A continuación se presentó la obra Oro a Argayú, del proyecto de narración oral Contarte, dirigido por Elvia Pérez, con el grupo folclórico Raíces Profundas; y seguidamente el Dr. Enrique Alemán Gutiérrez dictó la conferencia magistral “Plataforma interreligiosa cubana: un ejercicio de libertad religiosa”.

 

 

Deje su comentario