Condecoran a Eusebio Leal con la Gran Cruz de la Real Orden Isabel la Católica

El Historiador de la ciudad de La Habana, Dr. Eusebio Leal Spengler, fue distinguido con la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica, una de las más importantes condecoraciones que otorga España.

En una ceremonia, efectuada en la tarde del miércoles 6 de septiembre, en el Gran Salón de actos del Centro para la Interpretación de las Relaciones Culturales Cuba-Europa, Palacio del Segundo Cabo, el Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España, D. Alfonso Dastis Quecedo condecoró al Dr. Leal, como reconocimiento a su contribución valiosísima a la preservación de la historia y patrimonio comunes de ambos países.

El Consejo de Ministros de España aprobó la condecoración al Historiador de La Habana, el pasado mes de mayo, mediante real decreto, para reconocer la manera particular y trascendente con la cual ha conducido la restauración del Centro Histórico de La Habana. Instituida por Fernando VII en 1815, la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica reconoce “aquellos comportamientos extraordinarios de carácter civil, realizados por personas españolas y extranjeras”, que redunden en beneficio de esta nación o contribuyan a favorecer sus relaciones de amistad y cooperación con el resto de la comunidad internacional.

En su intervención, el canciller europeo señaló que las grandes obras no necesitan de explicaciones prolijas. ¨Lo que reconocemos hoy es sin duda una gran obra, nada menos que haber preservado La Habana y su maravilloso patrimonio, frente a los embates del tiempo, de la naturaleza y la desidia, una tarea ingente a la que el Dr. Eusebio Leal ha dedicado su vida entera, y gracias a la cual se ha conservado para Cuba, pero también para el mundo una ciudad sin igual, y con ella, además de los palacios magníficos, de las plazas inundadas de vida  y de los atardeceres mágicos del malecón, se han salvado también cinco siglos de historia, la de una civilización propia, construida sobre las idas y las vueltas entre uno y otro mundo, sobre los intercambios de todo tipo y el mestizaje entre pueblos, culturas y modos de vida¨.

A la ceremonia asistieron, entre otras personalidades, el Secretario del Consejo de Estado, Homero Acosta; Abel Prieto, Ministro de Cultura; el Excelentísimo señor Embajador de España en La Habana, Juan José Buitrago, también el Presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), Miguel Barnet y otros representantes del estado cubano, el cuerpo diplomático acreditado en el país y de prestigiosas instituciones culturales, académicas y religiosas de Cuba.

Por su parte Leal agradeció en su discurso a España, fundamentalmente a Su Majestad el Rey Felipe VI, y resaltó la historia compartida entre esa nación y Cuba, empezando por la misma lengua, costumbres y cultura. Asimismo, refirió su agradecimiento al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, y el presidente cubano, Raúl Castro, por la “entrañable confianza” depositada en él para emprender la obra de restauración.

Previo al acto de condecoración, Leal guió al señor Alfonso María Dastis Quecedo durante un breve recorrido por algunas instalaciones del Centro Histórico. Durante el trayecto fue develado el monumento al gran escritor español Miguel de Cervantes y Saavedra, obra del escultor José Villa Soberón que rinde tributo al autor de “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha”.

Deje su comentario