Exponen reconocidos fotógrafos en la Casa de México

Por Teresa de Jesús Torres Espinosa

A partir de fotografías captadas por reconocidos artistas y fotorreporteros de Latinoamérica durante las décadas de los años 60 y 70 del pasado siglo, la Casa del Benemérito de la Américas Benito Juárez acerca al espectador la historia de nuestros pueblos de América en épocas de dictaduras, rebeldías, dignidad, heroísmo y solidaridad de sus hombres y mujeres.
Así, en la Casa de México, como popularmente se le conoce, se exhibe la muestra América, Lente solidaria, compuesta por unas treinta instantáneas en blanco y negro, que podrán apreciarse durante todo el presente verano en la institución patrimonial de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana.

En 1976, en México, varios fotógrafos y conocedores de ese arte, comenzaron a reunirse, de manera informal, para que la fotografía fuese un medio de expresión reconocido. Nació en 1977 el Consejo Nacional de Fotografía A.C., el cual, además de extender vínculos con teóricos, críticos y fotógrafos latinoamericanos, se interesa porque la fotografía latinoamericana adquiriese personalidad propia.

El Consejo Nacional de Fotografía junto al Museo de Arte Moderno organizan, con gran éxito, en mayo de 1978, el Primer Coloquio Latinoamericano de Fotografía, así como la Primera Muestra Fotográfica de Obra Contemporánea de Latinoamérica. Esta experiencia se reeditó en 1981, en el Palacio de Bellas Artes de ese país.

Las instantáneas que participaron en esos dos encuentros conforman hoy los fondos del Consejo Mexicano de Fotografía, donados en 2015 al Centro de la Imagen, institución pública adscrita a la Secretaría de Cultura de la nación azteca, cuyos objetivos son difundir, preservar y reflexionar sobre la fotografía por medio de exposiciones, programas educativos, publicaciones y la conformación de un acervo.

Parte de esa colección llega ahora a la Casa de México para poder ser admirada por los cubanos. El público podrá admirar Juego de guerra, de Rodrigo Moya (México), en la que se onserva a un niño sentado en la estera de un tanque de guerra; fue tomada en 1965 en República Dominicana, cuando la invasión norteamericana a la Isla caribeña. Asimismo, la exposición reúne la obra de Patricio Guzmán, fotógrafo chileno que inmortalizó a su coterráneo, el cantautor Víctor Jara, asesinado por la dictadura de Pinochet en septiembre de 1973; y un retrato del escritor peruano José María Arguedas, captado por el lente de José Gushiken.

También se suman a la muestra artistas cubanos, como Alberto Díaz Gutiérrez, más conocido como Alberto Korda, y su retrato al guerrillero Ernesto Che Guevara, quizás la foto más reproducida en el mundo. Del fotógrafo Liborio Noval, se presenta Fidel con boina, instantánea tomada en el Cacahual, al occidente de La Habana, el 7 de diciembre de 1961, cuando se cumplían 65 años de la caída en combate de Antonio Maceo y Grajales, segundo Jefe Militar del Ejército Libertador de Cuba, apodado El Titán de Bronce.

Deje su comentario