Presentan Antología poética de Fina García Marruz

Por Teresa de Jesús Torres Espinosa

Como una de las seis o siete voces más grandes que ha dado la poesía cubana, calificó el profesor y crítico de arte Enrique Saínz a la antología poética Sitio, de Fina García Marruz, durante la presentación de este título de Ediciones Boloña, en el portal del Museo de la Ciudad, antiguo Palacio de los Capitanes Generales.

El escritor y ensayista realizó una panorámica por la extensa obra de la autora, y citó rasgos distintivos de su poesía. “La obra de Fina, dijo, se inicia en la década de 1930 cuando aún no había cumplido los 20 años de edad. Sus poemas de entonces nos llegan muy adentro; los animan muchas vivencias”.

Al valorar la calidad de la poesía y de los libros de ensayo de Fina, Saínz señaló que en su obra “hallamos revelaciones inesperadas, objetos que forman parte del mundo que nos rodea”. Posteriormente el público se deleitó con unos poemas de la autora, leídos por el propio investigador cubano.

Una ojeada a los textos reunidos en esta antología confirma la valoración que de toda la obra de Fina ha expresado Saínz: “Su poesía, en sus primeros momentos, sustentada en una muy particular visión del mundo natural y en una cotidianidad que nos llega como nostalgia inmemorial, de un sabor íntimo que la colma de extraña felicidad en la penumbra de un hogar sosegado, alcanza más tarde una penetrante indagación de lo desconocido, el rostro oculto de la realidad, búsqueda en la que desaparecen las aparentes jerarquías de lo real”.

Por su parte, Vitalina Alfonso, editora jefa de Boloña, explicó que, “a pesar del cansancio lógico de su edad, Fina nos complació con cuatro nuevos poemas que se suman a la edición del 2015, publicada por la colección La Isla Infinita, de Cuba, y Ediciones Bagua, de España. “Salvo algunas correcciones en su estructura organizativa, en la presente antología se ha respetado íntegramente esa primera publicación”, indicó, para luego elogiar el diseño interior del libro, a cargo de Claudia Hernández.

Desde Las miradas perdidas (1951) hasta Habana del centro (1997), así como por sus poemas no incluidos en libros, Fina García Marruz es, sin duda, una de las más altas voces de la lírica en Hispanoamérica. Dan fe de ello los reconocimientos que ha recibido, como los Premios Nacional de Literatura, el Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda, el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana y el Federico García Lorca.

Deje su comentario