Ruta Joven
Por el arte y la experimentación visual

En esta ocasión, tuvo lugar la primera Ruta Joven “Por el arte y la experimentación contemporáneos” (en la modalidad cultural), que tomó como escenario a Factoría Habana los días 1ro y 2 de abril. El diseño de esta propuesta se nutrió de la investigación longitudinal del proyecto Rutas y Andares… y de un estudio sobre consumo cultural de jóvenes.

Para medir el impacto de esta propuesta, se realizó un estudio desde la perspectiva del público participante, como vía de retroalimentación para la concepción y puesta en práctica de próximas ediciones. El diseño de esta evaluación responde al esquema trazado para el proyecto Rutas y Andares…, por lo cual se mantienen los objetivos básicos y se ajustó el uso de los instrumentos de medición a las necesidades del estudio.

Para la recogida de información se utilizaron como instrumentos la encuesta, la observación participante y las entrevistas. Se diseñó un cuestionario con preguntas abiertas y cerradas. La observación participante y las entrevistas se realizaron en el momento de las actividades los dos días. El procesamiento de la información se realizó a través de procedimientos cualitativos y cuantitativos.

Para la aplicación de las encuestas se definió una muestra aleatoria con un criterio de selección de los sujetos al azar. La muestra fue de 83 sujetos.

¿Cuántos visitaron la Ruta Joven?

Esta primera edición de la Ruta Joven “Por el arte y la experimentación contemporánea” acogió a un total aproximado de 1 500 visitantes. De esta cifra, la mayor cantidad de público asistió el viernes 1ro de abril para un total de 1200, mientras que el sábado 2, la cantidad alcanzó los 200 visitantes aproximadamente.

Perfil del público visitante

Los sujetos que conformaron la muestra son la mayoría de sexo masculino (60%). Este dato no ofrece información relevante sobre una prevalencia de visitantes hombres sobre mujeres en las actividades, pues el hecho de que las encuestadoras fueran mujeres, favoreció que existiese una mayor disposición para la realización de la encuesta en los varones. (Ver Figura 1).

En cuanto a las edades de los encuestados, existe un predominio del grupo entre 20-24 años (40%), seguido de los grupos entre 25-29 (23%) y 15-19 (16%) (ver Figura 2). Esto apunta a que la propuesta, pensada para un público comprendido entre las edades de 18 a 30 años, realmente tuvo efectividad en estos grupos etarios (por encima de un 60%), aunque no excluyó a otros. Resulta interesante el porcentaje de participación de adolescentes entre 15 y 19 años (16%) quienes encontraron atractivas estas actividades, como se infiere de las siguientes frases obtenidas en las encuestas: “Todo me gustó sobre todo la variedad de las manifestaciones” (mujer, 19 años), “Lo que más me gustó fue la originalidad con que se plantearon el proyecto” (mujer, 17 años). Estos criterios sugieren que las actividades pensadas para los jóvenes atraen también al público adolescente.

El nivel de escolaridad que predomina en este público es el universitario para un 54%, seguido del preuniversitario o técnico medio (41%). Este dato es congruente con la intención de la estrategia de comunicación, la cual estuvo dirigida a estudiantes de escuelas de arte, universitarios, de la Escuela Taller Gaspar Melchor de Jovellanos e instructores de arte.

El 44% de la muestra estuvo compuesto por estudiantes. Las carreras más frecuentes son las de humanidades (39%). Le siguen los estudiantes de escuelas de arte para un 20%, mientras que los de ingenierías o medicina solo se hayan representados en un 10% al igual que los de preuniversitario. (Ver Figura 3). Estos datos ofrecen pistas sobre el desarrollo de intereses relacionados al ámbito artístico en este tipo de estudiantes lo cual los convierte en públicos meta para futuras ediciones.

La propuesta de Ruta Joven es una opción para el disfrute del público joven fundamentalmente. Según los datos recogidos en la encuesta, el 45% de los sujetos refirieren que asisten a esta opción acompañados sólo por sus amigos, el 20% por su novio/a, y otro 20% junto a amigos y familiares. En el caso de los familiares se refiere sobre todo a hermanos(as) o primos(as) cercanos en edad. (ver Figura 4). En total, un 85% de los sujetos disfruta de estas actividades junto a otros(as) jóvenes.

Las opciones “Nadie me acompaña” y “Me acompañan sólo familiares”, son elegidas por una minoría (9% y 5% respectivamente) (ver Figura 4). Estos datos reflejan una característica de este tipo de público que es su preferencia por disfrutar de las opciones recreativas y culturales junto a sus coetáneos.

Otro elemento evaluado fue el nivel de implicación de los visitantes con el ámbito cultural (su rol activo o pasivo). En sentido general, los sujetos entrevistados conforman un grupo especializado en esta área (64%). De estos, un 31% se clasifica como creador o intérprete profesional o aficionado, un 15% como profesor, crítico o investigador de la cultura, un 9% como promotor o colaborador, un 5% como trabajador del sector cultural y un 4% como instructor de arte (ver Figura 5).

En cuanto al lugar de residencia de los entrevistados, el 95% habita en La Habana y de estos un 25% en el municipio Plaza de la Revolución. También asistieron habitantes de otros municipios de La Habana (ver Figura 6). Es de resaltar que de la Habana Vieja solo asistió un 7%, esto pudiera estar asociado a los niveles de convocatoria que en esta comunidad estuvieron enfocados a la Escuela Taller y al Colegio Universitario. Sin embargo, existe un total de 2 713 jóvenes, que estudia en el Municipio (Enseñanza Técnica Profesional: 1264, Escuela de Oficios: 364, Preuniversitario: 1075), que puede ser incluido en futuras convocatorias.

Niveles de satisfacción: Lo que más gustó…

Los jóvenes entrevistados, al manifestar su vivencia de satisfacción con la Ruta Joven, se enfocaron en dos direcciones fundamentales: el atractivo de las propuestas artísticas y el clima generado.

Sobre las propuestas artísticas la pieza más atractiva fue Andrógino que cautivó a un 25% de los sujetos (ver Figura 7), quienes la consideraron didáctica, interactiva, atrevida, divertida y lúdica: “lo que más me gustó fue la obra Andrógino y todo el juego alrededor de ella” (mujer, 28 años), “lo que más me gustó fue el órgano sexual de entretenimiento didáctico de la planta baja, es muy atrevido” (mujer, 16 años), “lo que más me gustó fue la creatividad con que trabajó la 4ta Pragmática y la interactividad que se logró en el espacio”(mujer, 27 años).

El proyecto Reciclarte del Instituto Superior de Diseño (ISDI) también resultó llamativo para un 18% de los encuestados (ver Figura 7). Los jóvenes expresaron su satisfacción con respecto a la exposición fotográfica, el desfile de modas y la elaboración de los vestuarios a partir de materiales reciclados. Así pues emergieron criterios como: “lo que más me gustó fue la exposición de fotografías y la manera de enfocar las situaciones sociales cotidianas y relacionarlas con el arte moderno” (mujer, 18 años), “las fotografías son geniales” (hombre, 23 años), “lo que más me gustó fueron las modelos con los vestuarios” (mujer, 18 años), “el desfile de moda estuvo muy creativo, los trajes bellos e inusuales” (mujer, 23 años).

El panel del grupo de animación del ICAIC Meñique fue bien acogido por un 11% del total de la muestra (ver Figura 7). Sobre este emergieron criterios relacionados con la novedad de la técnica: “lo que más me gustó fue el proyecto Meñique, será un gran acontecimiento cultural en nuestro país…” (masculino, 37 años), “lo que más me gustó fue la explicación de cómo se hizo Meñique” (femenino, 13 años); y el interesante intercambio con el equipo de realizadores: “lo que más me gustó fue la presentación del proyecto Meñique y la posibilidad de intercambiar con los realizadores” (masculino, 31 años). Esto confirma la validez para este público de propuestas interactivas con los creadores.

La proyección de audiovisuales de la 10ma Muestra Joven del ICAIC, del Festival Internacional de DV Danza Habana, Movimiento y Ciudad y del pasado Festival Internacional de Cine Pobre de Humberto Solás gustó a un 7% de los visitantes encuestados (ver Figura 7). Emergieron criterios positivos sobre la calidad de la producción: “Vi el corto que pusieron, que estuvo muy bonito” (femenino), “los cortos de plastilina, la animación estuvo muy bien hecha” (femenino, 16 años).

La actuación de los DJs Arquitecto vs. The GreenCh fue del agrado de un 5% de los encuestados quienes manifestaron su gusto por la música y el ambiente generado a través de esta. Estos criterios quedaron recogidos en expresiones como: “lo que más me gustó fueron los DJs Arquitecto y The Greench” (masculino, 23 años), “lo que más me gustó fue la combinación de la instalación y la música” (masculino, 22 años), “lo que más me gustó fue la música, el ambiente, la interacción entre diversos públicos…” (masculino, 26 años).

El taller de expresión corporal e improvisación, gustó al 2% de los sujetos encuestados. Esta cifra se complementó con la información obtenida por medio de la observación participante, la cual mostró la incorporación progresiva de un público diverso (jóvenes, adolescentes, niños, adultos y adultos mayores) que disfrutó de esta propuesta interactiva.

Con respecto al clima generado durante las actividades, al 19% (ver Figura 7) de estos jóvenes les gustó el ambiente; la interactividad, originalidad y variedad de las propuestas; así como la asistencia de un público en su mayoría joven. A continuación citamos algunos de los criterios:

“… Se nota que está la mano de un joven aquí. Me gusta todo, está original, se puede venir aquí y pasar un buen rato y también se aprende… También es agradable a la vista, no te aburres, te gusta lo que ves” (femenino)

“lo que más me gustó fue el vínculo con el espectador, la integración del público con las piezas…” (masculino, 23 años)

“…este evento tiene una particularidad que me impresionó mucho, la movilización y atracción de gente joven, que pretende compartir y experimentar con sus vidas, la atracción de nuevos conocimientos” (femenina, 20 años)

“lo que más me gustó fue la variedad del programa (cine, danza, artes plásticas, …)” (femenina, 20 años)

Niveles de satisfacción: Lo que menos gustó…

Las vivencias de insatisfacción del público entrevistado estuvieron relacionadas, en su mayoría, con la gran afluencia de público del día 1ro de abril, cerca de 1 300 visitantes. Los sujetos hicieron referencia al malestar producido por el calor (36% de la muestra), la presencia excesiva de personas (18%) y por haber realizado la actividad en un local que quedó pequeño (12%).

Aunque en menor medida, también emergieron criterios negativos sobre la carencia de bebidas y alimentos (6% de los entrevistados), la sensación de desorden (4%), la dificultad para escuchar el audio (4%) y el no alcanzar manillas (4%).

Las principales sugerencias que plantean los entrevistados están encaminadas a la continuidad del proyecto garantizando mejores condiciones:

  • Pensar las actividades en locales más amplios o al aire libre, involucrar a más instituciones.
  • Garantizar la ventilación de los espacios cerrados
  • Garantizar manillas para todos los participantes
  • Realizar más divulgación
  • Garantizar bebidas y alimentos
  • Invitar a más artistas y personalidades de la cultura

CONCLUSIONES

La propuesta cumplió su objetivo de atrapar al público joven fundamentalmente.

La modalidad de ruta cultural resulta atractiva para el público joven que mantiene un rol activo en el ámbito cultural. Se destaca la participación de estudiantes en carreras de humanidades y de escuelas de arte.

Entre los atractivos más valorados resaltan la posibilidad de interactuar los públicos jóvenes entre ellos, el intercambio con otros creadores y artistas invitados a participar de la Ruta y la combinación de conocimiento y diversión en un espacio cultural.

Las insatisfacciones del público encuestado se enmarcan, fundamentalmente, en el ámbito de la planificación y organización del evento.

SUGERENCIAS

Mantener esta propuesta de gran atractivo para los jóvenes y garantizar la interactividad entre las actividades, los creadores y los públicos como clave de éxito.

La convocatoria de la Ruta debe extenderse con más fuerza a los diferentes públicos jóvenes de La Habana Vieja e incluir el Instituto Preuniversitario José Martí, la Enseñanza Técnico Profesional y la Escuela de Oficios del municipio, que abarcan una matrícula de 2 713 estudiantes.

Tomar los aprendizajes generados de esta experiencia para la planificación de próximas ediciones.